martes, 28 de octubre de 2014

Roberto Abad Jordan

llamar a la noche   llamar a esa noche ritual y raices hirvientes
 
                un poco de barro en el alma    las lluvias volviendo a su forma exacta

                      caen suaves reminiscencias de la memoria sobre las orillas y el cardo

                 brotaba el agua de los significados    un jarro de caliza contenia al mar entero
 
 
 
 
                         el albatros gira en redondo y cae sobre las semejanzas del agua
                                       
                             como podria yo decir lo que significa el sol
                       
                       si las balsas y las horas vacilantes aun retumban en círculos infinitos
 
 
                              
 
                             llega el juramento de la noche y el silencio grabado en piedras
                             
                             el mar interpretado se divide entre velos y aguas interiores                  
    
                       ya no distingo la respiración de una mujer dormida de una barca que parte                              

(c) Roberto Abad Jordan
Lima
Perú
 
 
Roberto Abad Jordan estudió  psicología  en la universidad Ricardo Palma y periodismo en la escuela de periodismo "Bausate y mesa".
Escribe regularmente para algunos blogs de España, Argentina, Chile y Perú.
Es colaborador del programa de radio "La boca ya tiene dientes", Buenos Aires.



 

4 comentarios:

  1. lo cierto es que me sorprenden los poemas de roberto abad jordan
    son concisos como cuchillazos..ya habia oido de este autor peruano

    ResponderEliminar
  2. Estupendo poema. Me gustó especialmente brota el agua de los sgni8ficados" El hombre y la naturaleza compitiendo. Isabek Llorca Bosco

    ResponderEliminar
  3. parece que el mar..esta presente en toda manifestacion poetica
    de roberto abad, el mar como lo absoluto y ritual

    ResponderEliminar
  4. son una especie de senryu o haiku, pero su obsesion es el mar
    lo cual lo emparenta con la poesia griega.

    ResponderEliminar

publique aquí su comentario